martes, 16 de marzo de 2010

¿Yoga o Real Madrid?

El idioma blog es ya todo un estilo literario, y nuestro favorito en esa disciplina es el socio, el redactor de las ingeniosísimas entradas del blog de los fans del Madrid. Tiene un flow muy adictivo, redacta con ritmo y gracia mondobruttera, con frases muy largas que no suenan a literarias sino a habla a pie de calle, y soltando bombas de mala uva a discreción. Todo un aprendiz de las habilidades de Losantos, maestro entre maestros del entretenimiento cafre. Me cuento en su legión de fans y hasta he escrito más de una pulla en sus popularísimos comentarios, que no dejan títere sin cabeza y que sin duda sirven para templar el ánimo caldeado de los oficinistas que sobreviven en Madrid. La intensidad de sus debates me hace pensar que tras avatars como “Putos_culés” o “DiosZidane” se esconden oficinistas amargados de su dura vida en superMadrid , que relajan sus achicharradas meninges gracias a las historietas y bochinches futboleros.
¿Quién se dedica a escribir tantos posts? Mayormente juventud puteada que organiza verdaderas batallas campales dialécticas con ataques y contraataques, con groserías que no oso transcribir, y con un sentimiento épico fabuloso en el que todos parecen dispuestos a morir por algo tan peregrino como son los colores de un club. Me gustaría poder decir que los tifosi son sencillamente unos dementes y olvidarme del tema, pero en realidad me parece muy lógico que se hayan quedado pillados con esas historias dramatizadas, y tan divertidas, porque yo me veo capaz de flipar con cualquier cosa. Flipar es flipar, sirven tanto el fútbol como la hermenéutica o el bricolaje. Lo que sí desconcierta del blog es el tono tan selvático y agitanado de las discusiones, una catarsis de tensiones sociales reprimidas que la gente vive como si de acontecimientos importantísimos se tratase: están permanentemente a la gresca entre ellos, y angustiados con temas absolutamente delirantes en los que invierten una pasión que en otros terrenos les resultaría mucho más provechosa. Los blogs futboleiros son cañeros y virulentos, pero exactamente igual que toda la prensa deportiva en general, que gasta unas malas maneras inauditas, y que por otro lado comparte furia con toda la prensa en general. ¿Deportes? Gente enfadada ¿Corazón? Gente enfadada ¿Política? Gente enfadada ¿Economía? Gentuza SUPER enfadada. Y, mayormente, enfadada por chorradas.
En la vida diaria eludo a la gente enfadada y escapo con todas mis fuerzas de sus iras, pero me encanta verla por la televisión. Los tertulianos están siempre enfadados, pero lo viven relajadamente, al contrario que nosotros, que somos unos enfadados reprimidos. Eso de desplazar la adrenalina y el mal rollo a la prensa y desfogar nuestros demonios con ella es una actitud curiosa, porque la verdad es que funciona: yo no tengo ningunas ganas de enfadarme, y lo digo sin ironías, porque para gente enfadada ya tengola televisión. Mi potencial energía enfadativa (toma neologismo) está de lo más suplantada por las contiendas mediáticas, de modo que para la vida real me gusta la gente desenfadada, que descarga adrenalina en los comments del blog de los fans del Madrid y no en mi careto. Porque sino, ¿qué otra cosa puede hacer un enfadado? ¿Autoinmolarse enfurruñándose en el trabajo?¿Montar una revolución? Esas cosas no pasan, máxime mientras a todos nosotros nos haga tanta gracia ver a gente enfadada en televisión.
Quizás todos esos fans del Madrid serían revolucionarios en potencia, si canalizasen su asco y frustración por el sistema de manera adecuada , en lugar de desfogarse a costa de la estatura de Eduardo Inda: desde luego, a ojos de un marxista clásico esas batallas mediáticas tan sentidas y con las que tanto vibramos, son un caso de alienación rampante, maquinada para gente esclavizada que se autoengaña adulando a falsos ídolos y soltando el mal rollo con cualquier excusa absurda en lugar de tirar adoquines a la policía, que sería lo propio. Por eso es tan difícil que alguien como yo sea nunca un revolucionario, porque estamos atontaos con la caja tonta, y lo cierto es que lo pasamos bomba. ¿Y si hubiese una revolución? De realizarse la utopía, la gente ya no tendría ninguna excusa para enfadarse (chicos, viviríamos en un mundo libre), y saldríamos de la duda sobre si vamos a seguir enfadados sí o sí, porque lo llevamos en los genes, o si todas nuestras contiendas bélicas se debe a que somos unos enfadados reprimidos. Yo creo que lo de enfadarnos es genético, que nacemos con ello y no hay quien pueda evitarlo: las utopías que piensan que el mundo en paz es posible, se olvidan de que nuestro cocktail hormonal nos pide mambo y mal rollo contínuamente. Mira que lo han intentado los cristianos, los maoistas, los budistas, Gandhi y muchos otros, y no terminamos de aprender. Seguimos erre que erre con las guerras y los conflictos. Si apareciese un genetista que afirmase que el hombre va a estar enfadado siempre, porque va con su naturaleza, los revolucionarios deberían cambiar el chip, o mejor dicho, instarnos a seguir como estamos, canalizando nuestro mal rollo escribiendo posts en los comentarios del Fans del Madrid, porque eso es lo menos malo ante la alternativa de ponernos a tirar bombas al vecino.
Ya os digo, a mí lo de desahogarme con estupideces y soltar mala hostia estúpida mediante naderías, me va de fábula. No me apetece nada entrar en conflicto con nadie, y aunque los revolucionarios crean que estoy atontado, no veo que planteen alternativas tan divertidas como el blog del Madrid. Los muy modernos utilizan como placebo el yoga, y por lo viso a ellos les hace el mismo efecto alienante: se quedan tan relajados tras sus ejercicios, como yo tras cagarme en la madre de Laporta. Cada uno usa su estrategia para canalizar la inevitable cuota de mal rollo personal, y ninguna es mejor que otra con tal de que no salga nadie lesionado. A tí te gusta el yoga, a mí me gustan los comentarios de el blog de los Fans de Madrid. Funcionan.

13 comentarios:

  1. bien, arreglado está

    -x-

    ResponderEliminar
  2. mojas el salchichón en la cerveza?

    -x-

    ResponderEliminar
  3. qué asco por dios!!! salchichón va mejor con whisky

    ResponderEliminar
  4. más cartografía ciudadana y menos flow

    ResponderEliminar
  5. Me voy a dormir mañana te leo. Ata maña rapas.

    ResponderEliminar
  6. V, el ojo que todo lo vé.18 de marzo de 2010, 6:38

    Pues vaya, compartimos deporte, esa afición la ejecuto a las mil maravillas en el foro del puto MARCA del que no paran de expulsarme...ya me tienen manía: la última vez me expulsaron al sugerir a sus lectores que expusieran un titular para Marca la noche de la debacle del Olimpique...Yo les sugerí "Floren-Timo", ya ves.
    Reparto a todos: catalanes descerebrados, mandriles dormidos en los laureles...ahí si que se pasa pipa.
    Has visto la lección de Fútbol que ejecutó el Barça anoche?...

    ResponderEliminar
  7. jajaja a mí me censuran en los comentarios de el pais deigital, me encantan los foros del marca pero hay que darse de alta o algo así, y es un coñazo total :-/
    Por cierto creo que este finde no estaré (creo que decías que hay concert de michael mayer, no?) pero si kieres que te vaya por entradas o algo avisa.
    no ví al barsa. ojo, yo en champions ahora voy del barsa, que pa eso son los únicos españoles que quedan. Soy chaquetero, y ellos son
    e-s-p-a-ñ-o-l-e-s les guste o no >:-)

    ResponderEliminar
  8. Michael Mayer no es este viernes, es el viernes que viene en expocoruña y es gratis.
    Por supuesto, el Barça es español. Teníamos que hacer un blog que se llamara "Culés españoles", te aseguro que tendría mucha aceptación.

    ResponderEliminar
  9. Hola, gracias por el artículo, te he enlazado en el blog. Un saludete.

    ResponderEliminar
  10. Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa gracias infinitas!!!

    ResponderEliminar
  11. menudo acontecimiento! el socio comentando en el blog. las dos españas en comunión al fin!

    ResponderEliminar
  12. renato dice: se me cae la mocada de conmoción.

    ResponderEliminar